Etiquetas

,

Artículo publicado el 10 de mayo de 2016 en NASA

La misión Kepler de la NASA ha verificado 1284 nuevos planetas – el mayor grupo descubierto hasta la fecha.

“Este anuncio duplica el número de planetas confirmados gracias a Kepler”, señala Ellen Stofan, científico jefe en las Oficinas Centrales de la NASA en Washington. “Esto nos da esperanza de que en algún lugar allí fuera, alrededor de una estrella muy similar a la nuestra, podamos encontrar finalmente otra Tierra”.

Planetas descubiertos por Kepler

Planetas descubiertos por Kepler Crédito: NASA / W. Stenzel

El análisis se realizó sobre el catálogo de candidatos a planetas de julio de 2015 del telescopio espacial Kepler, que identificó 4302 planetas potenciales. Para 1284 de los candidatos, la probabilidad de ser un planeta es superior al 99 por ciento – el mínimo requerido para lograr el estatus de “planeta”. 1327 candidatos adicionales es muy probable que sean planetas reales, pero no alcanzan el umbral del 99 por ciento y requerirán un estudio adicional. Los restantes 707 es muy probable que sean otros fenómenos astrofísicos. Este análisis también validó 984 candidatos previamente verificados mediante otras técnicas.

“Antes del lanzamiento del telescopio espacial Kepler, ni siquiera sabíamos si los exoplanetas eran raros o comunes en la galaxia. Gracias a Kepler y la investigación de la comunidad, ahora sabemos que podría haber más planetas que estrellas”, comenta Paul Hertz, director de la División Astrofísica en las Oficinas Centrales de la NASA. “Este conocimiento informa a las futuras misiones de que necesitamos acercarnos más a descubrir si estamos solos en el universo”.

Kepler capta las señales discretas de planetas lejanos – la bajada de brillo que tiene lugar cuando un planeta pasa por delante, o transita, de su estrella – similar al tránsito del 9 de mayo de Mercurio sobre nuestro Sol. Desde el descubrimiento de los primeros planetas fuera de nuestro Sistema Solar hace más de dos décadas, los investigadores han recurrido a un laborioso proceso de verificación uno a uno de planetas sospechosos.

Este último anuncio, sin embargo, se basa en un método de análisis estadístico que puede aplicarse a muchos planetas candidatos simultáneamente. Timothy Morton, becario asociado de investigación en la Universidad de Princeton en Nueva Jersey, y autor principal del artículo científico publicado en la revista The Astrophysical Journal, empleó una técnica para asignar a cada candidato de Kepler un porcentaje de probabilidad de ser planeta – el primer cálculo automatizado de tal tipo a esta escala, dado que las técnicas estadísticas anteriores se centran sólo en subgrupos dentro de una lista mayor de planetas candidatos identificados por Kepler.

“Puede verse a los planetas candidatos como migas de pan”, comenta Morton. “Si dejas caer unas pocas migas de gran tamaño en el suelo, puede recogerlas una a una. Pero si vacías toda una bolsa de diminutas migas, necesitarás una escoba. Este análisis estadístico es nuestra escoba”.

En el grupo de planetas recientemente validados, casi 550 de ellos podrían ser planetas rocosos como la Tierra, basándose en su tamaño. Nueve de ellos orbitan en la zona habitable de su estrella, la distancia a la cual los planetas pueden tener temperaturas de superficie que permitan que el agua líquida se acumule. Con la suma de estos nueve, ya se conocen 21 exoplanetas que son miembros de este exclusivo grupo.

“Dicen que no cuentes con el pollo hasta que no salga del cascarón, pero esto es exactamente lo que estos resultados nos permiten hacer en base a las probabilidades de que cada huevo (candidato) se convierta en un pollo (en un planeta real)”, comenta Natalie Batalha, coautora del artículo y científica de la misión Kepler en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California. “Este trabajo ayudará a Kepler a alcanzar todo su potencial arrojando una comprensión más profunda sobre el número de estrellas que alojan planetas del tamaño de la Tierra potencialmente habitables – una cifra que es necesario conocer para diseñar misiones futuras para buscar entornos habitables y mundos vivos”.

De los casi 5000 planetas totales candidatos hallados hasta la fecha, más de 3200 se han verificado, y 2325 de ellos han sido descubiertos por Kepler. Lanzada en marzo de 2009, Kepler es la primera misión de la NASA en encontrar planetas del tamaño de la Tierra potencialmente habitables. Durante cuatro años, Kepler monitorizó 150 000 estrellas en una única zona del cielo, midiendo la minúscula y reveladora disminución del brillo de una estrella que puede producirse por un planeta en tránsito. En 2018, el Transiting Exoplanet Survey Satellite de la NASA usará el mismo método para monitorizar 200 000 estrellas brillantes cercanas, y buscar planetas, centrándose en los planetas del tamaño de la Tierra y superTierras.

Anuncios