Etiquetas

, ,

Artículo publicado el 12 de enero de 2016 en EurekAlert!

En el centésimo aniversario de la expedición Endurance a la Antártida, dirigida por Sir Ernest Shackleton, un equipo de doctores que publica un artículo en la revista Journal of the Royal Society of Medicine donde exponen que el explorador podría haber sufrido un defecto congénito comúnmente conocido como un “agujero en el corazón”. Shackleton superó una gran actividad física severo y cruzó por primera vez en la historia las montañas y glaciares de South Georgia sin ningún problema de salud. Durante otras expediciones, sin embargo, alertó a sus compañeros de repetidos ataques de asfixia y debilidad.

Ernest Shackleton visits Parliament in 1909

Sir Ernest Shackleton (a la derecha) visita el Parlamento Británico en 1909

Los historiadores han sopesado la causa de estos colapsos físicos de Shackleton. Inspirados por su propia experiencia al cruzar South Georgia en un equipo dirigido por el montañero Stephen Venables, el anestesista jubilado Dr. Ian Calder, y el cardiólogo Dr. Jan Till, usaron el material guardado en el Instituto de Investigación Polar Scott, en Cambridge, para diagnosticar un defecto septal auricular (un agujero en el corazón).

“Las pruebas se basan en las entradas anotadas en el diario por el Dr. Eric Marshall, oficial médico de la segunda expedición de Shackleton al Antártico en 1907-9”, señala el Dr. Calder. “La detección y tratamiento de un defecto septal auricular en la actualidad es razonablemente sencillo, pero no estaba disponible en la época de Shackleton”.

Los autores creen que Shackleton sabía que algo iba mal en su corazón debido a que evitaba ser examinado por doctores que podrían haber intentado evitar sus viajes a la Antártida.

El Dr. Calder comenta: “Algunos pueden pensar que Sir Ernest era un irresponsable por asumir el liderazgo de las expediciones a la Antártida si sospechaba que tenía un problema pero, parafraseando al Dr. Johnson, hay una gran escasez de personas prudentes, mientras que las grandes hazañas las hacen aquellos preparados para asumir el riesgo”.

Shackleton falleció de un ataque al corazón en 1922, pocas horas después de llegar a South Georgia al inicio de su cuarta expedición, a la edad de 47 años.

Referencias

Shackleton’s heart (DOI: 10.1177/0141076815624423) by Ian Calder and Jan Till

Anuncios