Etiquetas

,

Artículo publicado por Iqbal Pittawala el 11 de diciembre de 2015 en UCR News

Físicos de la Universidad de California en Riverside (UCR) usan una tecnología de impresión 3D para comprender cómo ha evolucionado el universo.

La tecnología de impresión 3D se ha usado para crear de todo, desde atriles para iPads a guitarras, cortadoras de césped, y coches. Ahora, un físico de la Universidad de California en Riverside está usando esta tecnología para comprender el universo – su estructura, la evolución de las estructuras cósmicas en su interior, y la formación de galaxias.

Modelo del universo impreso en 3D

Miguel Aragón-Calvo

“Estos problemas en la cosmología son muy difíciles de visualizar, incluso usando gráficos por computadora”, señala Miguel Aragón-Calvo, profesor adjunto visitante en el Departmento de Física y Astronomía.  “Mediante la impresión 3D soy capaz de interactuar directamente con los modelos y “ver” el problema de una sola vez. En algunos casos esto da como resultado un momento ‘eureka’”.

Recientemente, Aragón-Calvo trató de desarrollar un método automatizado para identificar y rastrear la red cósmica a lo largo del tiempo en simulaciones por computadora.

“Esto normalmente se hace identificando las estructuras en momento distintos y luego vinculando de algún modo estructuras en momento adyacentes”, explica.  “Las técnicas actuales que usan este enfoque están lejos de ser óptimas”.

Imprimiendo en 3D una simulación 2D más simple y asignándole la tercera dimensión al tiempo, se dio cuenta de que ésta era, realmente, la solución al problema.

“Las estructuras cósmicas tridimensionales pueden identificarse y rastrearse fácilmente como objetos de cuatro dimensiones donde el tiempo se toma como otra variable espacial”, explica.  “Incluso aunque he visualizado antes la red cósmica muchas veces en la pantalla de un ordenador, la solución sólo se me hizo obvia cuando sostuve el modelo en mi mano”.

Aragón-Calvo llegó a la UCR en 2013. Antes de esto fue científico de investigación adjunto en la Universidad Johns Hopkins, en Maryland, que es donde también completó su investigación de posdoctorado. Recibió su doctorado en la Universidad de Groningen, en los Países Bajos. Sus áreas de interés incluyen el análisis de la red cósmica, la formación de galaxias, y la visualización/minería de datos.

“A menudo ‘juego’ con modelos 3D de galaxias en sus fases iniciales para lograr nuevas ideas sobre cómo se inyectó en ellas el gas para producir estrellas”, señala Aragón-Calvo.  “Esto ha sido de gran ayuda para desarrollar un modelo de formación galáctica que pronto enviaré a una revista de revisión por pares”.

Aragón-Calvo cree que la información táctil obtenida cuando se sostiene un modelo de un problema en la mano desempeña un papel importante en cómo comprendemos el problema.

“Los bebés aprenden observando y tocando, incluso poniendo objetos en su boca para lograr más información”, explica. “Tocando un modelo impreso en 3D, haciéndolo girar en tus manos, a menudo podemos lograr el tipo de información que nuestro sentido de la vista por sí solo no puede darnos”.

Anuncios