Etiquetas

, ,

Artículo publicado el 20 de octubre de 2015 en Royal Astronomical Society

Las extinciones masivas tuvieron lugar a lo largo de los últimos 260 millones de años y, probablemente, estuvieron causadas por lluvias de cometas y asteroides, según concluye un nuevo estudio publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Dinosaurs and meteors, Maropeng, Cradle of Humankind Visitors' Centre

Lluvia de meteoritos

Durante más de 30 años, los científicos han debatido sobre diversas hipótesis que relacionan las extinciones masivas periódicas y los cráteres de impacto – provocados por lluvias de cometas y asteroides – sobre la Tierra.

En su artículo en MNRAS, Michael Rampino, geólogo de la Universidad de Nueva York, y Ken Caldeira, científico del Departmento de Ecología Global de la Institución Carnegie, apoyan el vínculo de la edad de estos cráteres con las recurrentes extinciones masivas de la vida, incluyendo la aniquilación de los dinosaurios. Específicamente, muestran un patrón cíclico a lo largo del periodo estudiado, con impactos y extinciones teniendo lugar cada 26 millones de años.

Este ciclo se ha vinculado al movimiento periódico del Sol y los planetas a través del denso plano de nuestra galaxia. Los científicos han propuesto la teoría de que, las perturbaciones gravitatorias en la lejana Nube de cometas de Oort que rodea al Sol, llevan a lluvias de cometas periódicas en el Sistema Solar interior, donde algunos cometas impactan sobre la Tierra.

Para poner a prueba su hipótesis, Rampino y Caldeira realizaron una serie de análisis temporales de los impactos y extinciones usando nuevos datos disponibles que ofrecen una estimación más precisa de la edad.

“La correlación entre la formación de estos impactos y los eventos de extinción a lo largo de los últimos 260 millones de años es asombrosa, y sugiere una relación de causa-efecto”, expone Rampino.

Específicamente, él y Caldeira encontraron que seis extinciones masivas de la vida durante el periodo estudiado se correlacionaban con épocas de un mayor número de cráteres de impacto en la Tierra. Uno de los cráteres considerado en el estudio es la gran estructura de impacto de Chicxulub (180 kilómetros de diámetro) en Yucatán, que dada de hace unos 65 millones de años – la época de una gran extinción masiva que incluyó a los dinosaurios.

Además, añaden, cinco de los seis mayores cráteres de impacto de los últimos 260 millones de años se correlacionan con eventos de extinción masiva.

“Este ciclo cósmico de muerte y destrucción, sin duda, ha afectado a la historia de la vida en nuestro planeta”, señala Rampino.

Anuncios